La nueva realidad en EE.UU: ¿Qué es un 'impeachment' o juicio político?

El partido demócrata ha presentado este lunes el segundo proceso de 'impeachment' contra Trump tras los disturbios vividos en el Capitolio el pasado 6 de enero

El Partido Demócrata ha cumplido una de sus promesas tras el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero y ha presentado este lunes el segundo proceso de 'impachment' contra el todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los 210 patrocinadores que dan luz verde a esta proceso se han refugiado en el artículo de "incitación a la insurrección" para iniciar este juicio político por el apoyo a las movilizaciones que llevaron a cabo el asalto al Capitolio y acusan a Trump de ser el responsable de "incitar premeditadamente a la violencia contra el Gobierno de Estados Unidos" tras haber pronunciado previamente un discurso en el cual alentaba a sus seguidores de manifestarse delante de uno de los edificios más representativos de la democracia.

A continuación, se resuelven las principales preguntas acerca de este proceso que se debatirá a partir del próximo miércoles en el Senado.

¿Qué es un 'impachment' o un 'juicio político'?

La posibilidad de abrir un proceso de destitución o 'impachment' es una vía que está recogida en el artículo primero de la constitución americana de los Estados Unidos que se puede iniciar contra el presidente como contra el vicepresidente. El objetivo de este proceso es destituir al cargo contra el que se inicia.

¿Cómo se desarrolla este proceso?

Su desarrollo comienza en la Cámara de representantes. Así lo fijaron los padres fundadores de la constitución americana para evitar que se pudiese dar un absuso de poder por parte del presidente u otros cargos públicos. Los motivos que se recogen para iniciarlo son varios, entre loos que se encuentran "traició, soborno, altos delitos o faltas".

El proceso se inicia en una primera fase en la Comisión de Justicia, y tras su aprobación, pasa al plenpo. Una myayoría simple es necesaria para iniciarlo, algo con lo que ya cuentan los demócratas. En el caso de que la Cámara avale el juiciio político, la pelota pasa al Senado, órgano al que le corresponde el desarrollo de este juicio.

Posteriormente, debería ser sometido al juicio en el propio Senado, aunque en esta ocasión esto no se prevé que sucede con Trump en la Casa Blanca, ya que la actividad del Senado está interrumpido hasta el 19 de enero, un día antes de que Biden sea investido presidente.

¿Va a dejar de ser Trump presidente?

No, o no al menos por culpa de este proceso. La presidenta de la Cámara de Representantes ha dado la opción al vicepresidente Mike Pence de comenzar el proceso de la 25º enmienda, que permite al propio gabinete presidencial destituir al presidente en ejericico por algún motivo en concreto.

No en vano, este escenario parece poco probable porque Pence no cuenta, en caso de que quisiera iniciarlo, con el respaldo de la mitad del gabinete, algo necesario. Por tanto, la única opción que les queda a los demócratas es que este proceso tenga luz verde antes del 20 de enero, algo que no va a ocurrir porque ya se ha explicado que la primera sesión del Senado no se prevé hasta el 19 de enero, un día antes de la investidura de Biden.

En el caso de que este proceso viera la luz, sería el vicepresidente del Gobierno, Mike Pence, en asumir el cargo hasta la investidura de Joe Biden.

Entonces, ¿para qué se va a comenzar este proceso y cuándo se va a llevar a cabo?

Es una forma de dejar constancia política de lo ocurrido, ya que esta es una de la pocas vías de poder destituir al presidente. La intención de destacados líderes demócratas, según revelan varios medios, es que se envíe la Cámara de Representantes envíe este proceso al Senado una vez Joe Biden lleve más de 100 días como presidente.

¿Cuántas veces se ha presentado?

En toda la historia de Estados Unidos se ha presentado solo en tres ocasiones: Andrew Johson (1968), Bill Clinton (1998) y Donald Trump (2019). Contra el presidente Richard Nixon también se inició este 'juicio político', pero finalmente no se formalizó porque Nixon dimitió antes por el caso 'Watergate'.

¿Puede la Corte Suprema anular esta decisión?

No. La decisión que adopta el Senado no puede ser revocable por ningún órgano, tampoco el judicial.

¿Qué pasa si sale adelante?

Si el 'impeachment' sale adelante, Donald Trump podría quedar inhabilitado para ejercer cargos públicos o presentarse a la reelección como presidente en 2024, algo que parece contemplar Trump. En este punto es clave el vicepresidente de Estados Unidos, ahora en manos de Pence pero a partir del 20 de enero en manos de Kamala Harris, ya que tras las elecciones celebradas en Georgia para reemplazar a dos senadores, la Cámara está empatada a 50 votos.// COPE

_

Trump entre la espada y la pared: Sin la 25 Enmienda, los demócratas avanzan en un nuevo impeachment

La Cámara de Representantes de Estados Unidos dio un paso más el lunes en su objetivo para someter al presidente saliente del país, Donald Trump, a un segundo juicio político por segunda vez desde que éste ocupase la Casa Blanca.

Tras el bloqueo por parte de los republicanos para la aprobación unánime de una resolución en el Congreso que presionaba al vicepresidente, Mike Pence, para activar la 25ª Enmienda, los demócratas presentaron el artículo que avalará su impeachment. Éste acusa a Trump de altos crímenes y delitos menores por azuzar una insurrección y perturbar la transferencia pacífica del poder.

Los tres legisladores que lideraron este esfuerzo, los congresistas Jamie Raskin, David Cicilline y Ted Lieu, afirmaron que al menos 210 miembros de la Cámara Baja han respaldado esta medida. Los demócratas, que cuentan con 222 escaños, necesitan una mayoría de 217 votos para iniciar el proceso que impugne a Trump. Cicilline aseguró sin embargo contar con suficientes apoyos, incluyendo el de algunos legisladores republicanos. "Deberíamos aprobarlo y el Senado debería retomarlo inmediatamente", indicó.

Aunque sólo queda una semana para que la Administración del presidente electo, Joe Biden, tome posesión de su cargo, el esfuerzo por someter a un nuevo juicio político a Trump tiene como objetivo impedir que vuelva a ostentar un cargo público en el futuro.

Durante una breve sesión en la Cámara de Representantes, el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, también trató de aprobar unánimemente la resolución del congresista Jamie Raskin pidiendo a Pence y al gabinete invocar la 25ª Enmienda para destituir al mandatario de su cargo. Aún así, el legislador republicano, Alex Mooney, se opuso por lo que se espera que los demócratas aprueben esta medida en una votación en el pleno del Congreso tan pronto como el martes. Esto ofrecerá al vicepresidente 24 horas para reaccionar.

Dicho esto, según fuentes citadas por múltiples medios estadounidenses, no se espera que Pence vaya a mover ficha, lo que ofrecería un protagonismo pleno al impeachment. Hoyer indicó el lunes que se podría celebrar una votación sobre el artículo presentado tan pronto como este mismo miércoles.

Si la Cámara de Representantes impugna a Trump, algunos demócratas han pedido a Pelosi para que retrase el envío de la resolución al Senado para evitar que el juicio político interrumpa el arranque de la nueva Administración. De esta forma, Biden contaría con tiempo suficiente para confirmar a los miembros de su gabinete y centrarse en las prioridades legislativas.

El Senado está en receso y cualquier juicio contra Trump no podría comenzar hasta el próximo 20 de enero como muy pronto sin el respaldo de todos los senadores. Una vez que esté empiece, la Cámara Alta no podrá ocuparse de otros asuntos.// El Economista

_

Pence da una tregua a Trump ante el inminente impeachment de los demócratas este miércoles

Después de no haber tenido contacto desde el asalto al Capitolio del pasado miércoles, el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, y su vicepresidente, Mike Pence, se reunieron a última hora del lunes en el Despacho Oval, según informaron fuentes de la Administración a los medios.

Según estas, ambos mantuvieron una "buena conversación" donde repasaron la agenda para su última semana en el cargo y "reflexionaron" sobre los logros conseguidos en los últimos cuatro años.

Al mismo tiempo los dos estuvieron de acuerdo en que "los que violaron la ley y asaltaron el Capitolio la semana pasada" no representan el movimiento de más de 74 millones de estadounidenses que respaldó a Trump en las urnas. Tanto el mandatario como el vicepresidente se comprometieron a seguir trabajando por el país durante los ocho días que quedan de su mandato.

De esta forma se da por descontado que Pence no activará la 25ª Enmienda de la Constitución de EEUU que, bajo su cuarta sección, obligaría a Trump a dimitir alegando que éste no es capaz de "desempeñar las funciones y obligaciones de su cargo".

No obstante, la Cámara de Representantes de EEUU dio durante la jornada un paso más en su objetivo para someter al presidente saliente del país a un segundo juicio político por segunda vez desde que éste ocupase la Casa Blanca.

?Tras el bloqueo por parte de los republicanos para la aprobación unánime de una resolución en el Congreso que presionaba al vicepresidente para activar la 25ª Enmienda, los demócratas presentaron finalmente el artículo que avalará su impeachment. ?Éste acusa a Trump de altos crímenes y delitos menores por azuzar una insurrección y perturbar la transferencia pacífica del poder.

?A lo largo del lunes, los tres legisladores que lideraron este esfuerzo, los congresistas Jamie Raskin, David Cicilline y Ted Lieu, afirmaron que al menos 210 miembros de la Cámara Baja han respaldado esta medida. Los demócratas, que cuentan con 222 escaños, necesitan una mayoría de 217 votos para iniciar el proceso que impugne a Trump.

Aunque sólo queda una semana para que la Administración del presidente electo, el demócrata Joe Biden, tome posesión de su cargo, el esfuerzo por someter a un nuevo juicio político a Trump tiene como objetivo impedir que vuelva a ostentar un cargo público en el futuro.

?Durante una breve sesión en la Cámara de Representantes, el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, también trató de aprobar unánimemente la resolución del congresista Jamie Raskin pidiendo a Pence y al gabinete invocar la 25ª Enmienda para destituir al mandatario de su cargo.

?Aún así, el legislador republicano, Alex Mooney, se opuso por lo que se espera que los demócratas aprueben esta medida en una votación en el pleno del Congreso tan pronto hoy martes. Esto ofrecerá al vicepresidente 24 horas para reaccionar.

Dado que Pence y Trump parece que retomaron cierta sintonía antes de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, Hoyer indicó previamente que se podría celebrar una votación sobre el artículo de impeachment presentado el lunes tan pronto como este mismo miércoles.// El Economista

_

Publicar un comentario

0 Comentarios