De Kamala Harris a Melania Trump: la simbología feminista del traje blanco en la política estadounidense

Poco tiene de casual la elección de Kamala Harris en su primer discurso como vicepresidenta. ¿Su elección? Un traje blanco firmado por otra mujer, Carolina Herrera.

Hoy no se habla de otra cosa. Y la verdad es que no es para menos. Con el triunfo de Joe Biden en las elecciones estadounidenses ha llegado otro logro aún mayor, o al menos más histórico: Kamala Harris se ha convertido en la primera vicepresidenta electa de Estados Unidos. En su primer discurso como tal, Kamala ha querido hacer mención a este hito, señalando que aunque sea la primera mujer en el cargo, no será la última y lanzando un mensaje de esperanza a todas las niñas que estuvieran viéndola.

Por supuesto, nada en política es casual. Ni los gestos, ni las pausas al hablar, ni tampoco lo estilismos. En el caso del elegido por Kamala Harris para este discurso que pasará a la historia todo tenía un significado, desde la diseñadora elegida hasta los pendientes de oro. Sin embargo, el símbolo más evidente no era otro que el inmaculado traje blanco formado por americana y pantalón que hoy protagonizaba todas las portadas.

Para comenzar, el dos piezas está firmado por Carolina Herrera. Algo que ya se ha interpretado como un homenaje a las mujeres y más en especial a las mujeres latinas, tal y como es la diseñadora.

Lo más remarcable es el traje blanco en sí mismo, ya que rinde homenaje al color blanco que las sufragistas estadounidenses llevaban en las marchas que tuvieron lugar a comienzos del siglo XX y gracias a las que se lograría el derecho al voto femenino en 1920.

Desde entonces en adelante, el traje blanco se ha convertido en todo un símbolo para las políticas estadounidenses. Hace cinco años era Hilary Clinton la que hizo de los trajes sastre blancos una de sus mayores señas de identidad, llevándolos en varios debates contra Donald Trump o en el momento de la aceptación de la nominación de su partido a la presidencia en la Convención Nacional Demócrata.

Más recientemente, ha sido la representante del distrito 14 de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez quien ha optado por lucir trajes blancos en honor a todas aquellas que conquistaron el voto para las mujeres. Uno de los momentos más destacados de esta vestimenta tuvo lugar en febrero de 2019, cuando tanto Alexandria Ocasio-Cortez como más de 80 demócratas estadounidenses lucieron trajes blancos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos como guiño a las sufragistas y en muestra de solidaridad con las mujeres.

La ya ex primera dama Melania Trump también apostaba por un traje blanco firmado por Christian Dior en el primer discurso del estado de la Unión de su marido, Donald Trump. Este gesto no tardó en interpretarse como una señal de solidaridad de Melania con Hilary Trump, quien había competido contra su marido por la presidencia del país y quien, como señalábamos anteriormente, hizo del traje blanco un emblema de su campaña.

Asimismo, son muchas las mujeres que acuden a las urnas vestidas con este color. De hecho, el movimiento #WearWhiteToVote se popularizó hace años en redes sociales como Twitter o Facebook y en esta ocasión no ha sido menos.// Bazaar

_

Publicar un comentario

0 Comentarios