12/13/2015

Calles tomadas por una fuerza policial armada hasta los dientes. Personas con miedo, gritando y tratando de escapar. Familias aterrorizadas, escondidas para no ser descubiertas. Asaltos en los hospitales para sacar a los que no tienen documentos.  Y un país que caería en la violación de sus principios y que rompería con su tradición de ser una nación de inmigrantes. 

Este es el panorama dantesco que presenta el primero de una serie de seis videos que ha lanzado la organización FWD.us, creada por Mark Zuckerberg para apoyar una reforma migratoria y denunciar la retórica antiinmigrante que se ha instalado en algunos candidatos a la presidencia de Estados Unidos

Este primer video, que tiene una duración de 2:45 minutos, comienza precisamente con las declaraciones de algunos de esos políticos republicanos que han agitado el tema migratorio con sus ideas de una deportación masiva que afectaría a más de 11 millones de personas.  

“Lo que yo quise hacer como directora y escritora es ver estas historias”, declara Paola Mendoza, la realizadora colombiana a cargo de la serie, a Univision Noticias. Ella conoce bien la dureza de ser una inmigrante. 
Deportaciones en Estados UnidosMendoza llegó a Nueva York cuando era una niña y tuvo incluso que vivir en la calle cuando su padre los abandonó. Por eso, quiere dar a conocer esas historias que se esconden detrás de tantas personas que estarían en riesgo de ser expulsadas. Pero también remarcar las drásticas consecuencias que tendría para el país la salida de los indocumentados. 

Destruiría familias”, explica Mendoza pero también tendría “efectos en la economía”. No solo porque el plan podría costar hasta 600,000 millones de dólares sino porque se perderían millones de ingresos a través de impuestos. 

La campaña busca “mostrarle a la gente que el efecto sería total y cambiaría nuestro país como lo conocemos hoy en día”, especifica Mendoza.
 
Minoría vs Mayoría
Las imágenes de esta primera entrega también muestran varios inmigrantes mirando a la cámara, explicando que fueron deportados pese a llevar incluso décadas en suelo estadounidense y tener ya hijos estadounidenses. 

Las encuestas revelan que los estadounidenses no apoyan este tipo de políticas migratorias pero Mendoza cree necesario recordarlo para exponer que los políticos que han hecho suyos este discurso son “en realidad la minoría del país”.

Pero… ¿si el costo es tan elevado, los que la defienden son minoría y los estadounidenses están a favor de una reforma migratoria, por qué esta iniciativa y un video con un tono que puede calificarse de alarmista?
“Su misión (de la organización) es la reforma migratoria y estos videos caen dentro de su misión. Porque lo que necesita este país es la reforma inmigratoria”, recalca la directora. 
Pero ella añade también un componente humano y personal: con su trabajo quiere demostrar que los inmigrantes “no somos estas cosas horribles, terribles [que dicen]” sino que “somos personas, que tenemos familias, que tenemos sueños, amamos, y respetamos”. 

Tampoco hay que olvidar que este escenario de persecución y acoso, que puede parecer utópico, llegó a convertirse en realidad en el pasado de los Estados Unidos, como han recordado los que proponen la deportación masiva. 

Fue en los años 30 cuando se expulsaron entre 500,000 y un millón de mexicanos y mexicoamericanos

Y volvió a suceder al prohibir la entrada de japoneses, italianos y alemanes al país por la II Guerra Munidal. Además, cerca de 100,000 estadounidenses de ascendencia japonesa acabaron en campos de concentración. La historia se encargó de demostrar que fue un error.

Para evitar tropezar con la misma piedra, tanto la fundación como Mendoza llaman a votar, a salir a ejercer el derecho de las urnas para impedir que se repita.

“La idea –explica la directora- es que el poder del voto es lo más importante que tenemos. Queremos que la gente vote a los candidatos  partidarios de la reforma migratoria”. Para ello han lanzado la página ImmigrationVoter.com (que solo está en inglés).

En otro de los próximos videos que tratará de impulsar la participación en las elecciones presidenciales aparecerá Sophie Cruz, la niña de 5 años que saltó las medidas de seguridad en Washington para pedirle al Papa que abogara por una solución para los indocumentados.


Aún quedan más de 300 días para que los estadounidenses decidan quién será su próximo presidente. Es tiempo suficiente para evitar que en el futuro haya que promulgar una ley como la de 1988, en la que Ronald Reagan tuvo que pedir disculpas a los japoneses represaliados y reconoció que fue una medida “racista, causada por la histeria de la guerra”.// Univisión.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante