9/23/2013

Las autoridades de Nueva York localizaron este jueves a un oficial de control de animales que almacenaba 850 serpientes en su vivienda, situada en un suburbio de la ciudad.

Entre las serpientes había dos pitones birmanas de dos metros, que son ilegales en Nueva York, y que fueron transportadas a un santuario de reptiles en Massachusetts.

Animales en Estados UnidosEl resto de los reptiles se encuentran todavía en su garaje, según Jack Krieger, director de comunicaciones de la ciudad de Brookhaven en Long Island.

El jefe de la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Suffolk, Roy Gross, dijo que todas las serpientes parecían estar en buen estado de salud y no hubo abuso o abandono animal.

"Era una instalación bien mantenida, que estaba muy limpia y organizada, era un negocio", dijo Krieger, según reporta CNN. Parrinello vive con su mujer y su hijo de 10 años de edad, y según Ed Romaine, el supervisor de Brookhaven, "lo que hace que este caso sea especialmente atroz es que este individuo operaba este negocio de reptiles en el garaje de su casa, lo que plantea una amenaza para los vecinos de esta comunidad, que lo desconocían", destacó.

Ratones y carcasas de cocodrilo

Parrinello mantiene un sitio web Exóticos de Snakeman, que anuncia una colección de pitones, boas y serpientes de hocico de cerdo disponibles para la venta tanto a nivel nacional como internacional.

Después de semanas de investigación sobre el presunto fraude de compensación de trabajadores, el Departamento de Conservación Ambiental de la ciudad de Brookhaven, Fish and Wildlife Service, del Estado de Nueva York, la Policía del Condado de Suffolk y la SPCA ejecutaron una orden de allanamiento en la casa.

Investigadores encubiertos hablaron con Parrinello, que decía tener 500.000 dólares en inventario almacenado en las instalaciones, como serpientes, tortugas y huevos de tortuga, según el comunicado de prensa.

Las autoridades también dicen que encontraron algunas tarántulas y un par de congeladores con ratones y carcasas de cocodrilo. Krieger dijo que Parrinello no fue arrestado o acusado de cualquier actividad criminal, pero que estaba gestionando un negocio fuera de su residencia en una zona residencial, que es una violación del código de ciudad. Funcionarios del Departamento de Derecho de Ciudad todavía están investigando y es probable que presenten cargos en los próximos días, según la CNN.// 20 minutos (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es importante